La percepción social del Tribunal Constitucional

 

D. Andrés Ollero Tassara

Catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, desde 1999, después de que su actividad docente e investigadora transcurriera en Granada desde 1965. Nombrado, a propuesta del Congreso de los Diputados, Magistrado del Tribunal Constitucional en 2012. Ha prestado especial atención a los problemas suscitados por la labor judicial (Interpretación del derecho y positivismo legalista Madrid, Edersa, 1982; Igualdad en la aplicación de la ley y precedente judicial Madrid, Centro Estudios Constitucionales, 1989 y 2005 2ª ed.). Ha analizado la efectiva protección constitucional  de los derechos humanos (Droit «positif» et droits de l’homme Bordeaux, Bière, 1997, Diritto «positivo» e diritti umani Torino, Giappichelli, 1998. En sus libros ¿Tiene razón el derecho? Entre método científico y voluntad política (Madrid, Congreso Diputados, 1996 y 2006, 2ª edición) y El derecho en teoría (Cizur Menor, Thomson-Aranzadi, 2007) ha tomado postura sobre los problemas centrales de la filosofía jurídica actual. Entro otros muchos reconocimientos ha recibido la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio (2000) y la Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort (1998), así como la Cruz de Oficial al Mérito por la República de Austria (2011). Académico de número de la Real de Ciencias Morales y Políticas (2008). Miembro Titular de la Académie Européenne des Sciences, Arts et Lettres  (2011). Es también miembro de número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de Granada (1996) y Académico Correspondiente de la Academia Chilena de Ciencias, Sociales, Políticas y Morales. Investido Doctor honoris causa por la Universidad “1 Dezembrie 1918” de Alba Iulia (Rumanía) (2010). Es miembro de la Internationale Vereinigung für Rechst- und Sozialphilosophie (IVR), de la Sociedad Española de Filosofía Jurídica y Social, así como de la Asociación Española para el Estudio del Derecho Europeo. Promovióo la Fundación «Ciudadanía y Valores», de la que fue Presidente hasta que su nombramiento en julio de 2013 como Magistrado del Tribunal Constitucional lo hizo incompatible.

22 abril 2015